jueves, 2 de mayo de 2013

Fiebre de amor

Estoy enferma, el primero de mayo fuimos a un parque muy lindo de Lisboa  para que Mími montara su bici y jugara en un playground diferente al de siempre. A la vuelta me comencé a sentir mal. 

Anoche me dormí con fiebre, soñando/alucinando con uno de los temas sobre el cual he estado leyendo últimamente: materiales Montessori,  y sobre el espacio de escuela en casa que quiero hacerle a Mími, eran demasiado repetitivas las imágenes, fue agotador. Me desperté quejándome en la cama de Mími, la dejé a ella con su padre, no sé si este virus es el que le estuvo molestando el fin de semana o si lo traje yo a casa, y aunque es difícil, intento no contagiarla. 

Hoy vino la niñera un par de horas, en las que me hizo efecto el paracetamol y pude escribir un par de artículos, luego me comencé a sentir realmente mal, con temblores y pinchazos por todo el cuerpo. Y aquí viene lo que me mata de amor...

Mími ha pasado todo el día "sola" por casa, su papá súper ocupado en su ofi y yo tumbada en la cama con la manta hasta la barbilla, y se ha portado excelente. Se va a sentar en el sofá a ver Pocoyó, ve un libro o pinta con pinturas líquidas, no hace desastre y además cuando se siente solita trae todos los implementos y los instala en el suelo al lado de mi cama para hacerme compañía. 

Se sienta a mi lado, me da "petitos" en la frente y trae a su Mickey y a Panda para que me toquen la frente a ver si tengo fiebre. Se va a buscar juego nuevo y la veo pasar por el pasillo, caminando lentamente y con la actitud de quien no tiene nada que hacer pero quiere hacer algo. 

No quiso dormir siesta, yo me rendí a su lado y ella estuvo un buen rato acompañándome, hasta que la escuché en la puerta de la ofi de su papá diciendo con ese tono suavecito e interrogador que me derrite ¿Papaaa? entró reclamar un poco de atención, y galletas.  

Ha estado jugando por toda la casa, ahora mismo acabo de escuchar cómo tiraba los juguetes que guardamos en la sala por el suelo, todo un estruendo, su papá me dice que no me asuste, que está jugando tranquila. Unos minutos después lo escucho enternecido, pregunto ¿qué hizo?... todo estaba de vuelta a su sitio, Mími recogió todo sin que nadie se lo pidiera. A mi se me mojan los ojos de amor. 

Mañana espero estar perfecta. Pasar el día entero en la cama me desespera, aunque ahora sé que tengo una cuidadora adorable. 


11 comentarios:

  1. Tan bella! ¿Sabes como se llama eso? Cosechar el amor que has sembrado en ella.

    Besotes a las dos.

    Que te mejores pronto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias :) hoy estoy un poco mejor. Ay es que me derrito con ese amor...
      Besos!

      Eliminar
  2. Ponte buena muy pronto, cosa que me parece muy fácil con esa enfermera tan espectacular, está para comersela. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, nos la comemos a "petitos" todos los días, es que es inevitable! :)
      Besos y gracias

      Eliminar
  3. Mimi es una niña especial, muy perceptiva. Espero que mejores pronto. Besos
    Mamisigloxxi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias :) ya hoy tuve fuerzas para poner orden en casa! Besos

      Eliminar
  4. Yo con esa genial "enfermera" alargaría un poquito más mi enfermedad, jejej.
    Recupérate guapa!
    Muaks

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me lo pensé eh ;)
      feliz fin de semana!

      Eliminar
  5. Vero espero que te hayas mejorado. De todos modos con ese amor de nena que tienes normal que te enfermes jejej
    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Piruli :) ya estoy mejor, ahora es el padre el que no se puede levantar... así que técnicamente no lo hemos superado!
      Besos

      Eliminar
  6. Vaya... No me extraña que mueras de amor. Es para ello y para más...

    Espero que ya estés recuperada y puedas disfrutar de la pequeña a pleno rendimiento! ;-)

    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar

Gracias por comentar y por la buena compañía ^_^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...