miércoles, 6 de agosto de 2014

Endometriosis, nuevo tratamiento

Esta semana tuve consulta con el cirujano. Revisamos juntos los resultados de la nueva ecografía, que muestran lo que ya sabía: la endometriosis sigue bien infiltrada en la parte derecha de mi músculo recto abdominal.

Para comenzar, y porque sé que este post se lo toparán muchas mujeres que sufren como yo de endometriosis en la pared abdominal, les muestro cuáles son los músculos recto abdominales:


Rectus abdominis.png
«Rectus abdominis». Disponible bajo la licencia CC BY-SA 3.0 vía Wikimedia Commons.

En mi caso, me retiraron (por error) un gran nódulo de endometriosis del lado izquierdo a la altura de la cicatriz de la cesárea. El nódulo que yo ni sabía que estaba ahí, que no me molestaba en lo absoluto y que nunca pedí que me quitaran. Y lo peor es que para limpiarlo, tuvieron que cortarme una gran parte del músculo del lado izquierdo.

Ahora, los dos cuadros inferiores del lado izquierdo, yo no los tengo. En su lugar, tengo una red cosida a los músculos que quedan, que hace la vez de músculo y mantiene mis intestinos y otros órganos en su sitio. Adiós abdomen six pack.

Toda la endometriosis que aun tengo está más extendida que la que me sacaron, en forma alargada desde el ombligo hacia afuera, y no ha dejado de crecer hasta ahora.

El problema que me temía me lo confirmó el médico: si me hacen una nueva cirugía, el riesgo de perder la mitad de los músculos del otro lado son muy altas.

No quiero terminar con el abdomen  llenos de redes. No quiero quedarme sin otros pedazos de músculos en la barriga. No quiero volver a pasar por cirugía.

Así que al pedir opciones para llevar una mejor calidad de vida y controlar el crecimiento de la endo, el doctor una vez más me ha propuesto lo que de inicio rechacé: tratamiento hormonal.

La endo puede seguir creciendo hasta la menopausia, aun me queda mucho tiempo para llegar a esa etapa. Espero. Así que si sigue aumentando tendré que pasar por quirófano. Aunque el médico me dice que por el lugar donde está, es muy poco común que invada órganos. Otro de mis temores.

Así que acepté usar las pastillas unos meses y ver cómo va. Voy a hacerlo con mente positiva, aunque todas mis experiencias con hormonas hayan terminado muy mal. Por ejemplo, la del Visanne.

Las pastillas que tomaré esta vez se llaman Cerazette (Desogestrel) y no tienen estrógenos. He leído cosas buenas y cosas malas, ya leerán mi opinión más adelante.



8 comentarios:

  1. ¡Ánimo nena! Desde aquí van un montón de deseos positivos y Bendiciones de todo corazón. Verás que lo que nos cuentes será bueno. Les quiero!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias bonita :) un abrazo con mucha buena energía de vuelta! <3

      Eliminar
  2. Mucha suerte con el tratamiento, espero que tus comentarios sean positivos. Mucho ánimo. un beso enorme

    ResponderEliminar
  3. Mucho ánimo y energía positiva a montón!!

    ResponderEliminar
  4. Muchísima suerte, Vero, ojalá que te vayan genial :)
    13+6

    ResponderEliminar

Gracias por comentar y por la buena compañía ^_^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...