viernes, 15 de noviembre de 2013

Día Internacional del Prematuro: Gracias héroes


Este fin de semana se conmemora el Día Internacional del Prematuro, y esta vez quiero dar gracias a mis héroes, nuestros héroes, los que cambiaron mi vida, mi forma de ver el mundo, los que me ayudaron a aclarar dudas en la lógica de mi cabeza: los médicos que salvan vidas, los enfermeros que cuidan que todo salga bien.

Hay gente con fe en religiones, gente que agradece a lo divino, yo le agradezco a la ciencia, al hombre curioso que no se dio por vencido, que se empeñó en buscar soluciones y en crear milagros, en crear pulmones artificiales, incubadoras y drogas salvadoras. 

Este agradecimiento no se acaba nunca, y lo duro que vivimos podría ser lo que más recuerdo, pero lo cierto es que lo que más recuerdo a diario es a ellos, su lucha, su energía, sus sentimientos, a veces su cansancio o la cara preocupada y otras veces la transfusión de fuerza que nos dieron para creer. 

Cuando es tu hijo el que está en cuidados intensivos, ves a esos médicos y enfermeros como eso, como lo que son en el trabajo, pero luego te enteras de que la doctora que cuida a tu hija con tanto empeño y amor, que hasta pasa por el hospital en su día libre a ver cómo amaneció de la infección, tiene en casa a un pequeñito que nació hace poco también. 

Y que la enfermera que pasa la noche entera con tu recién nacida en el hospital, tiene en casa un hijo pequeño que pasa la noche sin mamá, mientras ella nos ayuda a todos a ser felices, a ver nuestro sueño hecho realidad. 

Gracias al personal que se lleva siempre menos crédito pero que está ahí, que te ayuda en cosas que parecen mínimas pero que hacen que todo fluya, que los médicos hagan su trabajo más organizadamente, que tu hija no agarre una infección con una sábana contaminada: gracias al personal administrativo, al de limpieza, a los técnicos de apoyo. 

Yo quiero pensar que ellos saben lo que valen, pero a veces igual me pregunto si conocerán la magnitud de los milagros que hacen, de que su trabajo es sin duda el más importante del mundo, el que debería estar mejor pagado que cualquiera. 

La primera vez que pensé en eso de los sueldos y lo que es justo, terminé por dejar de ver el fútbol, mi cabeza jamás va a aceptar que un futbolista gane más dinero que los doctores que salvaron a mi hija. 

Doctores, enfermeros del Hospital Dona Estefânia de Lisboa: No hay forma de agradecerles, no la veo. Pero estoy segura de que la sonrisa de cada niño que ustedes salvan, le da más alegría a vuestras vidas, y no sé si todos los padres sienten lo mismo, pero quiero que sepan que estos dos papás cuando ven a su hija jugando feliz, piensan siempre en ustedes. 

11 comentarios:

  1. Verónica precioso, no hay dinero en el mundo para pagar lo que hacen. Felicidades a todos. Besos. Inma

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada, imagina, es vida lo que dan! Un abrazo Inma

      Eliminar
  2. Hoy no es mi día Vero. Hoy todas tus palabras me hacen emocionarme.

    Como personal sanitario que soy me llegaron tus palabras, ojalá muchas personas tuviesen el hermoso gesto que tu has tenido con este post. Estas palabras ayudan a humanizar el trato y a recordar la importancia de algo, muchas veces, rutinario para nosotros.

    Como mamá entiendo y comparto tu gratitud. Personas con una vocación tan grande y hermosa solo se merecen palabras bonitas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :)

      Es muy valioso, después de esta experiencia, de la de Mími, de la mía cuando estuve en el hospital esperando el parto, me revolucionaron la mente, me hicieron apreciar lo más básico, lo más humano, eso es lo más importante.

      Estoy segura de que el trato del personal sanitario es de las cosas más importantes para superar estos momentos difíciles.

      Gracias!

      Eliminar
  3. Totalmente de acuerdo contigo, hay gente que hace muy bien su trabajo, la investigación, la compañia, la empatía y no siempre le damos importancia. Por otro lado me han encantado las fotos, habéis mejorado con los años, en serio. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja casualmente hablábamos de eso mi marido y yo... le dije que en la época de la primera foto también nos veíamos bien normalmente, pero que después de los tres meses que habíamos vivido ( + el embarazo acostada) mas bien nos veíamos decentes ;)

      Gracias mamábatallas :)

      Eliminar
  4. Qué entrada tan bonita!
    Realmente un precioso y merecidísimo agradecimiento, a toda esa gente que os ayudó en aquellos momentos!
    Desde luego que habéis ganado con los años!!
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy curioso como sientes tanto cariño por gente casi desconocida :)
      Beso

      Eliminar
  5. Tiene que ser tan duro... Y me da tanta alegría ver esas dos fotos una al lado de la otra y ver lo grande y linda que está Mimi...
    Felicidades familia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Piruli :) Ha sido un camino que vale la pena andar!

      Eliminar
  6. http://vimeo.com/78393869 M.

    ResponderEliminar

Gracias por comentar y por la buena compañía ^_^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...