miércoles, 12 de septiembre de 2012

Días de días..

Llevamos unos días difíciles, no sé ya ni qué pensar.

Comencé a leer este libro  Raising Your Spirited Child por sospechas de que Mími podría estar entre esos niños que se consideran especiales por ser más intensos, más energéticos, más persistentes y más sensibles. 

Luego de leer el primer capítulo, me costó ubicar a mi pequeñita en lo que la autora describía, me pareció un poco exagerado en comparación. Unas semanas después creo que voy a retomar la lectura, porque las cosas no mejoran, creo incluso que todo lo contrario. 

No sé si tiene que ver con la dentición. Porque casualmente ya había pasado una etapa agotadora y las cosas se calmaron un tiempo después, y ahora han vuelto a ponerse intensas al mismo tiempo que están por aparecer nuevas muelas. 

Ayer en el parque estuvimos una hora y media y quedé agotada. Miranda lloraba por todo. Llegaron algunos de sus amigos contentos de verla y ella solo les daba la espalda, gritaba si tocaban alguno de sus juguetes y hasta podía caerse del tobogán huyendo de cualquier contacto que los niños buscaban. 

Quería que la acompañase a todas partes, cuando a ella eso poco le importa normalmente cuando estamos en su querido y conocido parque local. Me agarraba la mano y me arrastraba a su lado por todos los rincones, y si algún niño se acercaba se molestaba. Y si quería un juguete de otro niño me hacia gestos para que se lo alcanzara. 

Al final, se ha salido del área de juegos y se fue caminando hasta la salida. Cuando la traje de vuelta estalló en una pataleta terrible, yo la acosté en el suelo asegurándome de que no hubiera nada cerca con lo que se pudiera golpear y me dediqué pacientemente a recoger las cosas para irnos. Cuando partimos, se quedó tranquila. Yo llegué a casa triste y un poco perdida. 

Hoy ha gritado y pataleado por todo, quiere que le cambie el tv de canal cada 10 minutos, que la acompañe por toda la casa complaciendo sus ideas, que no teclee (sí, llora y me quita las manos del ordenador), no ha querido comer, ni dormir la siesta (se ha dormido agotada a las 5pm, la hora a la que se levanta) y cuando le reclamo algo me ignora olímpicamente. 

No sé.. no sé si es la edad (casi 2 ahora) que la está convirtiendo en otra niña. Nuevos sentimientos de pertenencia, o qué sé.. lo cierto es que ella no es una niña sobreprotegida, es una niña  a la que le gusta la libertad y ha sido muy segura de si misma hasta ahora. Y a pesar de que la tratamos con amor absoluto, creo que nunca hemos sido demasiado permisivos, eso sí: en esta casa no se adoctrina ni se usan técnicas que incluyan premio y castigo, y no se usarán así me tenga que comer las verdes unos cuantos años. 

Antes no estaba interesada en socializar, pero ahora simplemente lo rechaza. Hace un par de horas salimos a comprar galletas (he estado tan bajoneada que salí de casa como un zombie a comprar dulces) y nos encontramos al que probablemente sea su mejor amigo hasta ahora, y al menos ha sonreído antes de esconder la cara.. 

Vamos a ver... el próximo mes tenemos doc y me encargaré de comentarle lo que pasa, y de pedirle una consulta con el especialista pertinente para descartar que necesite apoyo profesional.  


7 comentarios:

  1. Esperemos que esa época se calme porque debe ser agotador. Mis mejores deseos.

    ResponderEliminar
  2. Vero bienvenida a Los "terrible twos" l Los terribles dos. Solo te puedo decir que te llenes de paciencia y no le prestes mucha atención cuando le agarren esos berrinches. Leo lo que escribís y me acuerdo de mi MImi, a veces todavía le agarran los ataques de los dos años, pero com ya tiene tres cuando le hablo entiende y entra en razón, pero todos los chicos pasan por eso, no te preocupes, mi tía se río y e dice q esto no es nada, qe espere hasta que sea adolescente!

    ResponderEliminar
  3. Yo no se muy bien que decirte, porque no he llegado todavía a los terribles dos, sólo desearte que se pasen pronto estas rabietas, muchisima suerte.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Piruli y Mamábatallitas :)

    Mami, ojalá sean solo cosas de los terribles dos! y que simplemente esté teniendo días "malos", a mi lo que me preocupa un poco es lo de la socialización, pero bueno, aun es pequeña! a veces se me olvida que tiene 20 meses, pero en realidad son 17!

    Un besito chicas, después de un día duro tuvimos un final del día alegre con la pequeñita bailando todo un popurrí de canciones sobre nuestra cama ;) y ahora duerme como un angelito, que por ahí su que hemos mejorado mucho!!!

    ResponderEliminar
  5. Confiemos en que sólo sea una etapa.
    Besitos ;)

    ResponderEliminar
  6. Qué así sea querida Eva!

    Beijinhos

    ResponderEliminar
  7. Me imagino que serán los famosos 2 años. Mi peque también está "rarita", ahora tiene 20 meses pero se ve que está cogiendo carrerilla para llegar a los 2 llena de energía. Se ha levantado de la siesta, después de 3 horas y se ha tirado al suelo a llorar...

    Paciencia, seguro que dentro de 5 años lo recordamos como algo precioso.

    ResponderEliminar

Gracias por comentar y por la buena compañía ^_^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...